Alimentación del Orangután

Alimentación del Orangután

Alimentación del Orangután

La selva de Borneo cuenta con alrededor de 15,000 especies de plantas con flores y 3,000 especies de árboles, mientras Sumatra presume de albergar 17 géneros de plantas totalmente endémicas. Parte de esa vegetación ofrece frutos nutritivos y de gran sabor que satisfacen las necesidades alimenticias de los orangutanes.

Estos grandes simios son mayormente frugívoros, ya que este grupo de alimentos llega a ocupar del 60 al 90% de su dieta y migran en función a la disponibilidad de frutos; tienen la capacidad de memorizar las zonas con más abundancia de ellos y regresar tiempo después cuando ya han brotado de nuevo. Eligen fruta madura cuyas semillas no les provoque malestares estomacales o algún otro tipo de desorden. Optan por alimentarse de altas cantidades de fruta, pero en temporadas de escasez también buscan hojas, cortezas de árboles y termitas.

El amplio menú del orangután incluye hasta 500 tipos de alimentos, como frutas, hongos, hojas, entre otros.

El amplio menú del orangután incluye hasta 500 tipos de alimentos entre los que también está la miel, telas de araña, hongos, frutos secos, flores, higos y huevos de pájaros. Sus frutos preferidos son el rambután, que guarda una pulpa blanda y dulce en su interior; el durián o durión con su textura cremosa y un olor muy fuerte que para algunos humanos llega a ser desagradable, y la yaca que es un fruto delicioso con una combinación de sabor entre ácido y dulce. Los tipos de alimento son muy similares entre ambas especies, pero pueden variar un poco de acuerdo a los tipos de árboles frutales que crecen en su área.

Podrá parecer que su alimentación es muy liviana, pero ellos obtienen agua, azúcares y vitaminas de las frutas, así como carbohidratos de las hojas y proteínas de los frutos secos, insectos y huevos. Ellos invierten seis horas diarias en alimentarse. En épocas donde hay más recursos frutales, los orangutanes consumen hasta 11,000 calorías por día, pero cuando no es así, 2,000 calorías los mantiene saludables.

Hábitos alimenticios de los orangutanes.

Orangután alimentándose de fruta.

Algunas semillas solo llegan a dar fruto si pasan por el sistema digestivo de su consumidor, por lo que los orangutanes son importantes distribuidores de semillas en el territorio que abarcan. Esto permite que crezcan más árboles y plantas a beneficio de ellos y de otros animales. Cuando rompen algunas ramas, permiten la entrada del sol hasta el suelo, ayudando a que la semilla tenga un exitoso desarrollo.

Ciertos alimentos consumidos tienen componentes que son levemente tóxicos al organismo, por lo que se ha observado a gran número de orangutanes ingerir tierra o piedras pequeñas, lo cual se cree que se realiza para que la arcilla absorba las sustancias nocivas. Otros afirman que es para añadir minerales a su dieta y unos cuantos señalan que es funcional para alteraciones fisiológicas como la diarrea.

A pesar de que obtienen mucha cantidad de agua de sus frutos, el alto contenido de azúcar que se agrega al organismo hace que tengan la necesidad de consumir agua de ríos y arroyos.

En los zoológicos se intenta mantener el mismo tipo de alimentación para los orangutanes, pero no siempre pueden conseguirse las frutas que son exclusivas de los bosques de Sumatra y Borneo, por lo que optan por ofrecerles manzana, plátano, kiwi, naranja y vegetales como zanahoria, brócoli y lechuga.

En zoológicos son alimentados con plátano, kiwi, lechuga, entre otros alimentos de consumo humano.

Para que se mantengan ocupados y sean física y mentalmente activos, los cuidadores esconden su alimento en heno y en vegetación para que no pierdan el comportamiento natural de buscar sus alimentos.

Es muy interesante el tipo de alimentación de los orangutanes. Algunos individuos alcanzan a tener un gran tamaño, por lo que cualquiera podría creer que se nutren de mucha carne y proteína, pero no es así. Si nos ponemos a analizar, gran parte de la fauna terrestre y marina que presume de mucha longitud o altura, es herbívora y los orangutanes son claro ejemplo de ello.