Orangutanes en Peligro de Extinción

Orangutanes en Peligro de Extinción

Orangutanes en Peligro de Extinción

Existe información con imágenes muy desgarradoras sobre la condición que está oscureciendo la vida de los orangutanes. Fotografías donde podemos ver a pequeñas crías enjauladas o adultos que han sido amarrados y golpeados nos hace reflexionar sobre la falta de humanidad que existe en el mundo.

No hace falta observar tal material para poder actuar por ellos, simplemente con toda la información que leamos podemos ser parte del cambio que ellos necesitan para poder regresar a su vida natural sin perturbaciones ni escenas lamentables.

Prostitución

Un hecho muy fuerte y totalmente desalmado pero que no podemos mantener oculto, es la prostitución de las hembras. En burdeles de Tailandia, son llevadas jóvenes orangutanes del género femenino para que los clientes abusen sexualmente de ellas. Recientemente se encontró a una en un prostíbulo de Indonesia. Pony, una hembra de 12 años de edad, fue encontrada amarrada a una cama, depilada, perfumada y maquillada de los labios para que pudieran maltratarla a placer.

¿Quiénes son los clientes? Trabajadores de empresas madereras y de las plantaciones de aceite de palma. Afortunadamente fue rescatada y llevada a un centro de rehabilitación, pero es importante señalar que los orangutanes poseen una buena memoria y dejan de alimentarse y socializar cuando un suceso traumático tuvo lugar en sus vidas. Se espera que pronto pueda recuperarse para ser liberada en una zona protegida.

Aceite de Palma

Indonesia y Malasia son grandes productores de aceite de palma a nivel mundial y la demanda de este producto va en aumento. Tan solo en 2006, Indonesia produjo más de 20 millones de toneladas de aceite y en 2012 Malasia produjo más de 18 millones y ocupa el primer lugar en exportaciones, aunque Indonesia produzca más.

Para obtener aceite de palma se recurre a destruir gran parte del hogar de los orangutanes.

El aceite de palma está presente en dulces, chocolates, papas fritas, cereales, leche en polvo, jabones, maquillaje, entre muchos otros productos más, y para obtener dicho componente natural es necesario destruir gran parte del hogar de los orangutanes.

Para cultivar palmas es imprescindible derribar árboles y “limpiar” las zonas que se utilizarán para cultivo. Los encargados de estas labores arrasan con todo tipo de vida animal y vegetal sin importarles si existen nidos, crías, madrigueras, especies endémicas y todo lo que incluye un ecosistema. Es por ello que organizaciones ambientalistas piden al público no consumir productos que contengan aceite de palma, pues entre más los adquiramos, más redituable se volverá el negocio. Si esto continúa, se estima que en doce años no existan más orangutanes.

Comercio ilegal

No hay nada más doloroso que mirar a la cría de un animal dentro de una jaula en un lugar insalubre e inhumano. Esto es lo que sucede con cientos de pequeños orangutanes que fueron separados de sus madres, la mayoría de ellas asesinadas de manera brutal.

Supuestamente en la actualidad es ilegal matar, capturar, poseer y comercializar orangutanes en toda Indonesia, pero esto es difícil de controlar y aún se sigue efectuando en el mercado negro. Los principales clientes son los extranjeros. Ellos sienten emoción al  comprar un animal endémico sin importar que esté en vías de extinción.

Muchos altos funcionarios de gobierno, policías, turistas y gente con alto poder adquisitivo han contribuido al comercio ilegal de orangutanes.

Lo más indignante es que altos funcionarios de gobiernos de distintas naciones, miembros de la policía y personas con gran posición económica se complacen en adquirir a estos homínidos y demostrar su poder al violar la ley sin sufrir consecuencias.

Algunas de las víctimas de orangután presentan golpes y heridas, pero esto no provoca que los compradores se detengan a pensar en su acción, simplemente desean cumplir su capricho y burlar a los grupos conservacionistas.

Tan solo a principios de 2004, 100 orangutanes fueron confiscados en mercados de Tailandia y en 2006 varios huérfanos fueron trasladados a zonas protegidas para ser rehabilitados.

Las amenazas antes mencionadas son solo algunos ejemplos de las problemáticas que viven los orangutanes, ya que de ahí se derivan otras tantas consecuencias que vuelven más difícil la solución. Leamos las etiquetas de los productos que contienen aceite de palma e investiguemos qué empresas están destruyendo al medio ambiente. Tenemos muchas opciones sustentables que podemos consumir, solo es cuestión de quitarnos la venda de los ojos y pensar que nuestro granito de arena es más valioso de lo que pensamos para lograr ese cambio que tanto deseamos.