Orangutanes y Esfuerzos de Conservación

Orangutanes y Esfuerzos de Conservación

Orangutanes y Esfuerzos de Conservación

Los esfuerzos de conservación que organizaciones protectoras de la naturaleza llevan a cabo a nivel global, han sido de gran ayuda para contrarrestar los efectos negativos que las acciones humanas realizan en contra de las selvas tropicales de Borneo y Sumatra. La isla de Sumatra cuenta con más de 10 parques nacionales, los cuales tres de ellos son considerados Patrimonio de la Humanidad.

Los grupos conservacionistas se respaldan en médicos, científicos, biólogos y especialistas que laboran en instituciones de investigación, instituciones de gobierno o universidades de prestigio, y que con base a su experiencia y conocimientos proponen soluciones para asegurar acuerdos entre sus planes de conservación y los grupos locales que viven de actividades económicas perjudiciales para la vida silvestre. Lo más importante de los planes de acción es que puedan ser aplicados a largo plazo, ya que de nada serviría una solución actual y en unos años enfrentarse al mismo asunto.

WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza, traducido al español) es un organización conservacionista que lidera a nivel mundial y cuya misión es encontrar una armonía entre los humanos y la naturaleza para acabar con la degradación de los recursos naturales del planeta. Ellos han puesto la mirada en los orangutanes y han dedicado gran parte de su tiempo en atender su problemática, ya que son unos de los animales que encabezan la lista de las especies que mantienen en preocupación a los conservacionistas.

La isla de Sumatra cuenta con más de 10 parques nacionales, siendo tres de ellos Patrimonio de la Humanidad.

Greenpeace, Sumatran Orangutan Conservation Programme, Orangutan Foundation International, The Great Orangutan Project, Gunung Palung Orangutan Project, Hutan Conservation Programme, Save the Orangutan y Orangutan Protection Foundation, son solo algunos de los centros de ayuda dedicados al rescate y protección del orangután. Ellos ofrecen además, pláticas y actividades educativas con el objetivo de crear una cultura de preservación y responsabilidad.

Las agrupaciones antes mencionadas elaboran planes de acción donde aseguran y administran áreas que sirvan para el albergue de cientos de ejemplares en peligro; promueven la silvicultura y la agricultura sostenible, actividades que están acabando con extensas hectáreas de vegetación a consecuencia de su mala ejecución; rescatan orangutanes de manos de traficantes de mascotas cuyas madres fueron asesinadas y los rehabilitan para posteriormente liberarlos en su hábitat natural.

También crean programas educativos que llegan a las comunidades donde la supervivencia del orangután está en riesgo y recaudan fondos por medio de la venta de artículos relacionados con estos simios, como por ejemplo: peluches, tazas, playeras, calendarios, plumas, entre otros diseños. Es importante para ellos llegar al público mundial a través de sitios web, ya que por este medio dan a conocer planes de acción, objetivos, actividades, testimonios, problemáticas, soluciones, fotografías, artículos y otros materiales de interés, por lo tanto existe personal que se encarga de actualizar tal información continuamente.

Salvar a un orangután de una jaula, de un entorno derrumbado por algún incendio forestal, de un lugar solitario o después de un momento delicado donde alguno de estos homínidos presenció la captura o asesinato de algún miembro de su comunidad, requiere de largos y complejos métodos de rehabilitación. Uno de los mayores esfuerzos para los voluntarios de los centros de ayuda, es lograr a que nuevamente obtengan confianza y actitud para socializar.

Un orangután deprimido difícilmente come en abundancia, se mantiene aislado, es temeroso, es más vulnerable a ataques de depredadores y lo más preocupante, no desea aparearse. Para que se reintegre a su vida normal, es necesario realizar una serie de procesos que pueden demorar años, pero la satisfacción de verlos de nuevo en su hábitat con una actitud diferente, es enormemente satisfactorio. No todos logran adaptarse otra vez, por lo que son llevados de vuelta a los espacios protegidos y atendidos con dedicación por el resto de su vida.

Otra de las tareas fundamentales que los miembros activos deben realizar es por medio de la educación. Se necesita cambiar la percepción entre los ciudadanos de Indonesia y Malasia en materia de bienestar de los animales y de ellos mismos para que apliquen operaciones de desarrollo sostenible y le den un mejor manejo a los recursos naturales.

A pesar de que no son organizaciones con fines de lucro, el capital monetario siempre será indispensable para lograr objetivos. La compra de alimentos para los orangutanes, el uso de luz eléctrica, la impresión de papelería informativa, inmobiliario (muchas veces reutilizado), uniformes (algunas veces), gastos para realizar investigaciones, transporte y una inmensa lista de necesidades, a veces son difíciles de cubrir. Ahí es cuando nosotros podemos participar mediante la colaboración monetaria que no afecte nuestros bolsillos.